El Blog de Comunicalia | Agencia de Comunicación Corporativa


Comunicación corporativa ¿con malas fotografías?

Construir la imagen de su empresa, fortalecer su reputación corporativa o conseguir notoriedad son algunas de las tareas que nos encomiendan nuestros clientes. Y para ello hay que cuidar multitud de elementos que transmiten los valores de cada compañía.

Uno de estos elementos son las fotografías, ese material gráfico que utilizamos para poner cara al portavoz de una empresa, mostrar sus instalaciones, dar a conocer un nuevo producto/servicio o para acompañar a una nota de prensa que vamos a hacer llegar a los medios.

En ocasiones (afortunadamente son las menos) hemos de justificar lo esencial que es disponer de fotografías profesionales en las que se cuidan los detalles, la luz, los encuadres… en las que se muestra la psicología de los personajes. Insistimos.

No hay alternativa. Es imposible construir imagen de marca con fotografías hechas por un aficionado ¿no creéis?Fotografía y comunicación corporativa

Anuncios


¿Por qué es necesario un manual de identidad corporativa?

La identidad visual de una marca tiene muchísimo poder.

Seguro que todos recordamos a la perfección gran número de logotipos y eso es porque todos ellos tienen en común que:

  • Son sencillos.
  • Adecuados para su sector.
  • Y son logos memorables (suficientemente impactantes para que se recuerden).

Si decimos, por ejemplo, rojo y refresco o naranja y banca, sabéis perfectamente a qué empresas nos referimos, ya que la identidad visual es mucho más que un logo, entran en juego los colores (muy importantes), las tipografías… y todo aquello que ayuda a reconocer y diferenciar una marca de otra.

Manual de Identidad

Para que ese reconocimiento sea efectivo es indispensable tener un Manual de Identidad Corporativa, un documento de uso interno y externo, que defina las normas que se deben seguir al utilizar el logo, las tipografías, los colores corporativos y que marque cómo serán las aplicaciones en los diferentes soportes: papelería, cartelería, uniformes,…

No es algo exclusivo de las grandes empresas, TODOS (también emprendedores y pymes) debemos contar con un Manual de Identidad Corporativa que será el guardián de nuestra imagen marca.



COMUNICANDO EMOCIONES

En nuestro anterior post reflexionábamos sobre la dificultad de poner precio a los servicios de un gabinete de prensa, pero si algo hemos aprendido en Comunicalia en los últimos años es que la nuevas tendencias en marketing y publicidad defienden la necesidad de vincular a los clientes de forma emocional, para que el precio no sea lo más relevante, para que recomienden la marca o el producto y sobre todo para conseguir su compromiso” como afirma Elena Alfaro, experta en Customer Experience, CEO de EMO Insights y cliente de esta Agencia.

Para poder convertir en algo tangible esta afirmación, la consultora EMO Insights ha desarrollado una innovadora metodología, validada por la prestigiosa London Business School, que permite “cuantificar y desgranar la incidencia de cada emoción a la hora de explicar la satisfacción del cliente y sus comportamientos futuros”.

En Abril tuvimos la oportunidad de confirmar el éxito de este método en su presentación del III Estudio de Emociones en el Sector Bancario de Particulares en España, que tuvo una gran acogida en prensa y en el sector financiero.

Comunicación y emociones

Comunicación y emociones

Nosotros como agencia de comunicación nos enfrentamos al reto de trasladar a nuestros clientes la importancia vital de crear una buena imagen de marca, que trasmita las emociones que quieren generar en sus clientes, y esto se consigue haciendo bien las cosas desde el principio, desarrollando una imagen corporativa afín al espíritu de la marca, coherente desde el logo, la papelería, la WEB, las notas de prensa, y las Redes Sociales.

Porque como ya hemos dicho en otras ocasiones “Nunca hay una segunda oportunidad de tener una buena primera impresión”….o emoción”



No hay una segunda oportunidad para una buena primera impresión

Ayer me preguntaba un cliente algo excéptico, si realmente era tan importante para una pequeña empresa tener un manual de identidad corporativa. Mi respuesta fue este proverbio tan categórico, que antes aparecía al inicio de nuestra web: “no hay una segunda oportunidad para una buena primera impresión”.

Independientemente de su tamaño y actividad, el logo de una empresa y su papelería (lo idóneo sería que otros documentos de presentación también) deben ser desarrollados por profesionales y estar siempre acompañado por un Manual Corporativo, aunque sea sencillito, que defina las normas que se deben seguir para imprimir la marca en los distintos soportes, así como todas sus variaciones (formas, colores, tamaños, etc).

La creación de la imagen visual profesional, nos permitirá además:

  • mejorar la presentación de nuestros servicios y productos
  • diferenciarnos de la competencia
  • afianzar el recuerdo de la marca
  • trasmitir emociones
  • añadir valores intangibles
  • reducir gastos de publicidad

Os muestro aquí un par de marcas “made in Comunicalia” que hemos desarrollado hace poco.

 




A %d blogueros les gusta esto: